El amor y la sexualidad: valor y significado

##plugins.themes.bootstrap3.article.main##

Oana Gotia, Lic.

Resumen




A la luz de la Encíclica del Papa Benedicto XVI, Deus Caritas est, el artículo busca mostrar que el deseo humano de ser amado por sí mismo y de amar profundamente no es una utopía, sino que, si sigue un camino de armonización y de sanación, se vuelve verda- deramente apto para hacer del eros no sólo fuerte en el tiempo, sino también bello, porque es íntegro y pleno. Se trata de hecho de un camino en el cual la mirada de la persona se vuelve límpi- da y capaz de ver en la carne la persona del otro, capaz de unifi- car las diversas vivencias despertadas en el amor –la atracción sexual, la emoción, la elección de la voluntad, el razonamiento– en un actuar siempre dirigido al bien verdadero del otro. Si en cambio, estos elementos preciosos inmanentes del amor no son custodiados juntos, el eros no es solamente empobrecido, sino es amenazado por la desintegración moral.


El hombre tiene necesidad de encontrar aquellas vías de unifi- cación, de armonización de la viviencia amorosa, que son las vir- tudes, sobre todo la virtud de la castidad. Las virtudes humanas son verdaderos reservorios de aquellas maestrías internas que nos ayudan a encontrar la calidad en el amor, a tender a su pleni





tud y excelencia. Las virtudes no nos hacen inmunes u opacos a lo real, no nos quitan aquella vulnerabilidad ontológica respecto al mundo y a las personas. Ellas nos ayudan, en cambio, a erradi- car aquella enfermedad que nos desintegra moralmente y nos deja solos con nuestras fragilidades, que se vuelven luego heri- das no curadas que nos sumergen en el drama del eros fragmen- tado, que no podrá nunca alcanzar aquello que promete.


El amor humano armonizado es un eros tocado y renacido del Eterno, que abraza el tiempo y encuentra en él el modo predilecto de construir un amor fuerte, genialmente creativo, justo, sin negar la propia corporeidad. El ágape no destruye al eros, sino lo custo- dia y lo exalta, ofreciéndonos por tanto aquella libertad auténtica necesaria para amar: para amar en la diferencia, respondiendo al don con el don de nosotros mismos y acogiendo la fecundidad del amor verdadero que no es nunca estéril.







Descargas

La descarga de datos todavía no está disponible.

##plugins.themes.bootstrap3.article.details##

Cómo citar
Gotia, O. (2014). El amor y la sexualidad: valor y significado. Revista De Medicina Y Ética, 25(3), 371-392. Recuperado a partir de https://revistas.anahuac.mx/bioetica/article/view/714
Sección
Artículos
Biografía del autor/a

Oana Gotia, Lic., Pontificio Instituto Giovanni Paolo II de Estudios sobre Matrimonio y Familia, Roma

Profesora encargada ante la Cátedra de Teología Moral Especial del Pontificio Instituto Giovanni Paolo II de Estudios sobre Matrimonio y Familia, Roma

Citas

1 RICOEUR P. La sexualité. Le merveille, l'errance, l'énigme. Esprit, 1960, 28: 1665- 1676.
2 BENEDETTO XVI. Lettera Enciclica "Deus caritas est" (25 dicembre 2005). 4: “El eros es por tanto celebrado como fuerza divina, como comunión con el Divino”.
3 BOTTURI F. Corpo vissuto e dramma del processo identitario en MELINA L, BELAR- DINELLI S (curador). Amare nella differenza. Le forme della sessualità e il pensiero cattolico: studio interdisciplinare. Siena e Città del Vaticano: Cantagalli e Libreria Editrice Vaticana, 2012: 117-132.
4 MACINTYRE A. Dopo la virtù. Roma: Armando, 2007: 266: «Pero no se trata sólo de asumir el hecho de que individuos diversos viven circunstancias sociales diver- sas: y también que todos nosotros nos acercamos a las circunstancias particula- res de nuestra vida como partadores de una determinada identidad social. Yo soy el hijo o la hija de alguien, el primo o el tío de otro; soy un ciudadano de esta o de aquella ciudad, un miembro de este o aquel gremio o profesión; pertenezco a este clan, a aquella tribu, a esta nación”.
5 ID Animali razionali dipendenti. Perché gli uomini hanno bisogno delle virtù. Mila- no. Vita e Pensiero, 2001: 1: “Estos dos datos de hecho, la vulnerabilidad y el su- frimiento por un lado y, por el otro, la dependencia de otros hombres, en sus di- versas y relacionadas manifestaciones, aparecen totalmente evidentes para hacer pensar que no sea posible dar una explicación creible de la condición humana sin reconocer la centralidad de su rol”.
6 Seguimos la perspectiva de K. Wojtyla en Amore e responsabilità. Morale ses- suale e vita interpersonale (trad. it. A. Milanoli). Genova: Marietti, 1980.
7 Ibid., pp. 15-29.

8 BOTTURI F. Etica degli affetti, en VIGNA C, BOTTURI F (curador). Affetti e legami. Milano: Vita e Pensiero, 2004: 50: “En la perspectiva del enamoramiento el amar apa- rece como una fascinación que crea atracción dirigida a la satisfacción. La sani- dad del enamoramiento mismo depende de la unidad dinámica de estos momentos; su separación, de hecho, da lugar a formas unilaterales y patológicas. El enamo- ramiento limitado a la facinación decae en estetismo, la atracción por emoción y la (espera de) satisfacción por hedonismo. De este modo el enamoramiento se re- tuerce en formas de narcisismo, que le impide evolucionar hacia la plenitud del amor, como debemos ver. El enamoramiento se encierra entonces en sí mismo, se niega a su agitada evolución y se vuelve siempre de algún modo y medida destructivo”.
9 Cfr.: POPE KS (ed). On Love and Loving. Psychological perspectives on the natu- re and experience of romantic love. San Francisco-Washington-London: Jossey- Bass Publishers, 1980.
10 SCOLA A. Uomo-Donna. Il «caso serio» dell’amore. Genova-Milano: Marietti, 2002: 93-95.
11 TOMMASO D’AQUINO. Summa Theologiae. I-II, q. 26 y q. 28.
12 BAUMAN Z. Amore liquido. Sulla fragilità dei legami affettivi (trad. it. S. Minucci). Bari: Laterza, 2003.
13 PÉREZ-SOBA JJ. L’ordinabilità e l’affetto en ID. La verità dell’omore. Una luce per camminare. Esperienza, metafisica e fondamento della morale, Siena: Cantagalli, 2011: 48-53,
14 ARISTOTELE, Etica Nicomachea. Libro VII.
15 NORIEGA J. Natura dell’integrazione affettiva, en ID. Il destino dell’eros. Prospet- tive di morale sessuale. Bologna: Edizioni Dehoniane, 2006: 179-182.
16 TOMMASO D’AQUINO. Summa Theologiae. II-II, q. 151, a. l, co.
17 Para profundizar el tema de la castidad tratado en clave tomista véase GOTIA O. Il fascino dell’amore. Bellezza e castità nella prospettiva di San Tommaso d’Aquino. Siena: Cantagalli, 2011.
18 Tommaso D’Aquino. Summa Theologiae. I-II, q. 26, a. 4, co.
19 BOTTURI. Etica... p. 51: “El amor tiene caracteres opuestos: es obra de la liber- tad, requiere trabajo, tiene la dimensión de la duración. Amar significa querer amar, es decir, asumir libremente aquella intencionalidad afectiva que el enamo- ramiento ofrece espontáneamente”.
20 ANDERSON C, GRANADOS J. Il corpo: testimone del dono originario y Dal dono originario al dono di sé, en ID. Chiamati all’amore. La teologia del corpo di Giovan- ni Paolo II. Milano: Piemme, 2010: 42-43 y 96-99.
21 SCOLA A. Il mistero nuziale. I: Uomo-donna. Roma: Pul-Mursia, 2006: 98-104.
22 MELINA L. Grammatica della differenza. La sessualità nell’orizzonte dell’amore, en Melina, Belardinelli. Amare..., pp. 407-430, 423.
23 Ibid.
24 CRAWFORD D. Sexuality, The common good and the public recognition of the ho- mosexual unions, en Melina, Belardinelli. Amare..., pp. 477-495.
25 CONCILIO VATICANO II. Costituzione Pastorale «Gaudium et spes» (29 giugno 1966). 24.
26 GAMBINO G. Il riconoscimento pubblico delle unioni omosessuali: la funzione del diritto innanzi ai cambiamenti sociali», en MELINA, BELARDINELLI. Amare..., pp. 509- 520, 517.
27 Ibid.